Visitado por un delincuente

No hay sensación mas sorprenderte que llegar a tu casa, después de estar todo el día trabajando, y encontrarte con que toda tú casa esta revuelta, porque has sido víctima de un delincuente. Esta situación es vivida muy frecuentemente, por familias que se van de vacaciones y al regresar encuentran este espectáculo deprimente. Un robo puede suceder en unos pocos minutos, no hace falta que te vayas de la ciudad para que suceda con solo ir a comprar al abasto es suficiente para que recibas la visita de un delincuente.

Es por ello, que los cerrajeros el raval recomiendan que así salgas solo unos minutos, le pases el seguro a la cerradura, para evitar que estos individuos del mal vivir, hagan gala de sus habilidades con una radiografía, ejecutando la técnica del resbalón en la puerta de tu hogar. Esto toma unos segundos, para que el delincuente entre saque lo que necesite sin que tu hayas terminado aun de hacer tus compras.

La primera recomendación de los cerrajeros terrassa, forenses es que no toques nada de la escena, ni la cerradura para que no borres huellas o marcas, ni las cosas revueltas dentro de tu vivienda. Esto hace que los especialistas recuperen datos para evaluar el modus operandis de los malhechores para facilitar la captura. Así que si llegas a encontrar tu casa en esa situación lo que debes hacer es llamar a la policía.

Si desafortunadamente, el delincuente entre a tu casa cuando tu o tus familiares están dentro, la situación se torna muy peligrosa, porque estas personas allanan tu vivienda porque están dispuestos a todo, inclusive a cobrar la vida de quien se les atraviese. Lo más recomendable es guardar la calma y no tratar de hacerte el héroe tomando acciones peligrosas, como luchar con estos vándalos, porque podría resultar en lo peor. Hay que prestar colaboración en todo momento. Nunca amenaces al ladrón con llamar a la policía o con sacar un arma, porque lo que podrías lograr es que se vuelva mas violento

Si el ladrón no se ha percatado de que lo has visto, mantente en silencio, con mucha cautela, intenta llamar a la policía, escóndete en un lugar seguro, pon en silencio tu teléfono para que no te pueda descubrir. Evita los enfrentamientos con el delincuente. Si has logrado comunicarte con la policía, mantente escondido hasta que lleguen en tu defensa. Hay casos en donde las personas llegan a su casa y los bandidos aun están dentro en pleno delito, y se convierten en rehenes, es por ello que mejor te mantengas fuera hasta que llegue la policía.

Es muy posible, que las personas tengan muchas reacciones, pero es preciso que pienses en la posibilidad que esto te puede suceder y prepararte en cómo debería ser tu reacción para mantenerte a salvo. Todos estamos en riesgos de ser atacados, porque el auge de la delincuencia sigue creciendo cada día. No podemos seguir pensando que a nosotros no nos va a tocar, porque eso no es cierto. Vamos a ser más atentos, para mantenernos con menos riesgos, dentro de la casa, en la calle o en cualquier sitio donde nos encontremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *