Aspectos a considerar al elegir una puerta acorazada

Cuando has decidido mejorar la seguridad de tu hogar u oficina, por lo general te concentras al reemplazo de cerraduras por unas más seguras como las anti-bumping, instalar mirillas digitales, incluso sistemas de sensor de movimientos y alarmas.

Pero, de manera irónica, pocas son las personas que deciden reemplazar la antigua puerta, por una de elevado nivel de seguridad, como son las puertas acorazadas.

La principal característica de este tipo de puertas, es que tanto la estructura de la hoja, como la del marco, están elaboradas de acero, por otra parte, los elementos como cerradura, pernios y cerrojos están integrados en la puerta, para evitar áreas de debilidad.

Estas características son para todas las puertas acorazadas, sin embargo, al igual que cualquier otro producto, existen algunas variedades, las cuales debes considerar al momento de elegir la puerta para tu seguridad y la de los tuyos.

Tipo de cerradura

En el mercado vas a encontrar puertas acorazadas con varios modelos de cerraduras, uno de los más utilizados es el de cilindro, sin embargo, si deseas que tu puerta sea más confiable, el cerrajero te recomendará sin dudas, una puerta con cerradura anti-bumping.

El bumping es un método de apertura de cerraduras muy fácil de realizar con la llave de percusión, en pocos minutos… voilá… la puerta está abierta, pero por la distribución de los pitones de la cerradura anti-bumping, es imposible aplicar esta técnica.

También existen modelos de puertas acorazadas que disponen de las cerraduras electrónicas que se han combinado con el sistema tradicional de girar la llave.

Vale destacar, que a mayor cantidad de cerraduras y cilindros independientes, la puerta será más segura. Este aspecto es valioso al considerar la cercanía entre viviendas, porque si habitas en un área aislada, no contarás con la ayuda de los vecinos ante cualquier evento.

Verificar los datos del certificado

Con la adquisición de una puerta acorazada, ésta incluye un certificado en el cual sea posible verificar la clasificación anti-refracción que se encuentra en el ensayo del chasis en cumplimiento con la normativa UNE 1627:2011.

Esta clasificación puede ser grado 1 al grado 5, y la relación es que a mayor grado, mayor tiempo de resistencia de la cerradura, ante las agresiones de un delincuente. Sin embargo, ante cualquier duda, consulta con tu cerrajero de confianza.

La instalación debe ser realizada por un profesional

Recuerda que la puerta acorazada está elaborada en gran parte de acero, y por lo tanto su peso es superior a las puertas tradicionales, por ello es recomendable que sea instalada por profesionales.

El profesional es quien conoce diferentes métodos de instalación, los cuales están relacionados al peso de la puerta, por ejemplo, si el peso de la puerta es de 120 Kg, cualquier método es válido, pero si supera los 200 Kg, requiere soldadura y obras.

En este aspecto es importante hacer una acotación, evita contratar a cualquier persona para realizar la instalación con la finalidad de ahorrar algunos euros.

Si ya has hecho una inversión elevada con la compra de una puerta acorazada, entonces debes garantizar que la instalación sea impecable, o correrás el mismo riesgo de tener en tu entrada principal, una puerta tradicional.