El lado negativo de los sistemas de seguridad

Lo que se busca en los dispositivos de seguridad es que ofrezcan un máximo de protección, que sea capaz de resguardar cualquier entorno de los malhechores.

Esto motiva que los fabricantes creen los mejores artefactos de seguridad, o que los cerrajeros Cabrils se esmeren en instalar las mejores infraestructuras que garanticen la protección en los espacios.

Sin embargo, no todas las instalaciones de seguridad son duraderas, o pueden ser contraproducentes para quienes no estén preparados para dichas estructuras y mucho menos que tengan intenciones de hacerse con los bienes ajenos.

Pero eso no significa que no haya solución a los problemas derivados, lo que permite que quienes disponen de sistemas de seguridad puedan llegar a resoluciones en caso de cualquier situación adversa para propietarios o visitantes.

  1. Cuando un visitante no puede entrar o salir de un conjunto residencial

Los propietarios de viviendas no viven aislados del mundo que les rodea, y es posible que en algún momento les visite algún familiar o amigo.

Suele ocurrir que los únicos que poseen el libre acceso a conjuntos residenciales son los propietarios, lo que significa que el visitante tendrá algún inconveniente para entrar o salir del sitio.

Los cerrajeros recomiendan que lo mejor que puede hacer el propietario del bien dentro del condominio, es acompañar a su visitante en la entrada o salida o proveerle de llaves en caso de que sus visitas sean frecuentes.

  1. Cambios en la vigilancia

Si hay un personal que sufre rotación constante son los vigilantes de un conjunto residencial, lo que puede ocasionar que tengamos vigilantes más o menos eficientes.

Es posible que el vigilante actual le haya negado el acceso a un amigo muy allegado, cuando el anterior no tenía mayores inconvenientes en permitirle el paso.

Cerrajeros y otros expertos en seguridad señalan que la negociación es clave entre los propietarios de un condominio y los vigilantes, sobre a quién se le permita el paso. La utilización de citófonos es clave en estos casos.

  1. Mantenimiento de puertas de acceso

Cuando se hace uso de dispositivos de seguridad para incrementar la seguridad de los complejos residenciales, el mantenimiento se trata de una responsabilidad a asumir por los jefes de las juntas de condominio.

El mantenimiento abarca la contratación de expertos que hagan revisión de las averías en los portones, tendido eléctrico y cámaras de vigilancia, así como la calidad de los repuestos que se deban adquirir en caso de averías de estos artefactos.

El mantenimiento no es desafortunado, siempre y cuando los integrantes del conjunto residencial se mantengan al día con el condominio, o cuando haya disponibilidad de expertos dispuestos a reparar o sustituir los sistemas de seguridad.

Aspectos finales

Es importante saber que los sistemas de seguridad no son perfectos, y generan cierta incertidumbre que se irá reduciendo en la medida que el sistema vaya evolucionando con el tiempo.

Lo que si es cierto es que la satisfacción de un propietario no debe dejarse de lado, mas alla de que deba disponer de ciertas necesidades de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *